EL EIGENFACTOR.

http://www.eigenfactor.org

Según Ramon B Rodriguez.  y en sus palabras …

“A la paternidad del invento, habría que añadir, y quizás antecediendo, a
C.T. Bergson, firmante de la primera nota sobre el tema publicada en C&RL
News 68(5)2007, como se puede ver en la bibliografía que aparece en el
enlace antes mencionado. C.T. Bergson en un especialista en Biología
Evolutiva, Universidad de Washington, Seattle. Jevin West, autor de la tesis
mencionada por Isidro, es un miembro de su grupo
(http://octavia.zoology.washington.edu/Homepage.html). Salvo error, su
primer trabajo conjunto, en el que por cierto a la palabra ‘eigenfactor’ ya
se le añade un registro de marca ‘TM’, es de 2008. Los datos de citas que
utilizan en eigenfactor.org son los de ISI-WoS.

Este método y otros métodos topológicos que se basan en citas y proporcionan
el posicionamiento de revistas (que no de cientificos) dentro de las
distintas áreas del conocimiento, se basan en desarrollos matemáticos que
no son fáciles de seguir, y a diferencia del tradicional IF, producen un
resultado poco o nada intuitivo: ¿a primera vista, qué significa que una
revista tenga una puntuación de 0.00547943 como Eigenfactor?. En
eigenfactor.org añaden a este dato el valor numérico del percentil en que se
halla la revista en forma numérica, lo que en una escala de 0 a 100 permite
hacerse una perfecta idea de su posición.

Como inciso, es interesante comentar aquí la opinión del mismo Bergson sobre
el uso de los famosos ‘rankings’ (la traducción que sigue es mía):

“Demasiado a menudo, los sistemas de clasificación se utilizan como un
método fácil [=cheap, que casi se traduciría mejor como ‘facilón’] e
inefectivo para evaluar la producción de los científicos. Esta práctica no
sólo conduce a una evaluación inexacta, sino que aboca al investigador a
perseguir primero el posicionamiento, y segundo la calidad científica. Hay
una forma mejor de evaluar la importancia de un artículo o la producción de
un científico: leerlo”.

Hay que resaltar que la crítica se dirige al uso de estos métodos para la
evaluación de los científicos, no de la Ciencia o de la comunicación
científica en sí. Este comentario se inserta en la sección de Opinión de
Nature (Vol. 465, 2010): “How to improve the use of metrics”
(http://octavia.zoology.washington.edu/publications/Bergstrom10.pdf).”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: