Medicina basada en la evidencia: ¿quién fue el pionero?

Medicina basada en la evidencia: ¿quién fue el pionero?

Os dejo un artículo super interesante de un médico y amigo personal, Dr. Arturo Marti- Carvajal.

En 1996, el Dr. David L. Sackett, en la Universidad de McMaster, Hamilton, Canadá, define a la Medicina Basada en Evidencia como “el uso consciente, juicioso y explícito de la mejor evidencia científica clínica disponible para la toma de decisiones en la atención individual de los pacientes” (1).

Prof. Guiomar Peña de Martí. Prof. Arturo Martí Carvajal

Introducción

En 1996, el Dr. David L. Sackett, en la Universidad de McMaster, Hamilton, Canadá, define a la MBE como “el uso consciente, juicioso y explícito de la mejor evidencia científica clínica disponible para la toma de decisiones en la atención individual de los pacientes” (1).

Para julio 15 de 2007, en la base de datos “Medline” había citados 26.246 artículos relacionados con la expresión “Evidence-based Medicine”; el primero publicado en 1974 (2), el más reciente en julio 12 de 2007 (3).  Empero, ¿cuál es el origen de la expresión?

Origen y evolución de la expresión “Medicina basada en evidencia”.

Con un título muy atrayente “Medicina-basada en la evidencia: ¿un viejo vino Francés con una nueva etiqueta Canadiense?” (Evidence-based medicine: old French wine with a new Canadian label?), Rangachari (4) publica, en 1997, una historia que se remonta a la Francia de 1835; expone que tal vez el pionero, de este proceso transformador del futuro quehacer de la medicina clínica, haya sido Pierre Charles Alexander Louis, médico Francés (PCA Louis 1787-1872).  

Louis describió en la Francia de 1830 lo que hoy se considera el origen del razonamiento numérico en medicina clínica (5-10). Para ese entonces, existía una disputa relacionada con la eficiencia del uso de la exanguino (sangría) en el tratamiento de la fiebre. François Joseph Victor Broussais, médico parisino (1772 – 1838), sostenía que la fiebre tenía un origen: develaba la inflamación de los órganos (11). En los pacientes con neumonía esta creencia conllevaba cobertura del tórax con sanguijuelas. Louis discrepaba de la hipótesis empiricista de Broussais; irrebatiblemente, Louis era escéptico, racionalista; esta contienda académica  demostraba la discordancia entre dos de los tres pilares filosóficos de la MBE (12), desconociendo que eran, son y serán indubitada e indisolublemente, el arte y la ciencia de la MEDICINA.

Louis analizó numéricamente, de manera retrospectiva, 77 casos de pacientes con neumonía tratados con sangría (bloodleting) y demostró la ineficiencia de aquella intervención (13-15).  Esta investigación marcó un hito en la Medicina: se inicia la era del razonamiento numérico en la medicina clínica, se rebate científicamente la ineficiencia de la sangría en el manejo de la fiebre y se gesta la epidemiología clínica (16-17). Pero, aunque PCA Louis demostró con pruebas irrefutables la inoperancia de aquella terapéutica; ¿le corresponde la autoría de la expresión motivo de este artículo? No, definitivamente no. Ello es propiedad intelectual del Padre de la Filosofía Moderna: René Descartes. Veamos la evidencia.

El “Filósofo de la Luz” (18), en enero de 1630, a través de una epístola dirigida a  su amigo y consejero Marin Mersenne, teólogo, filósofo y matemático francés, le expresa que se encuentra en la búsqueda de una “Medicina fundada en demostraciones infalibles”, dado que la filosofía cartesiana se sustentaba en la evidencia (19). La Medicina tiene una impronta genética homocigota en Descartes; descendía de familias con raíces médicas y jurídicas (18). Aquella carta es 7 años más joven que el  “Discurso del Método”, cimiento del análisis crítico de la literatura médica; el otro cimiento de la MBE: el racionalismo de Kant, retomado en 1981, por académicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de McMaster, Hamilton, Ontario, Canadá (20).

Habiendo transcurrido 377 años, el Prof. Gordon Guyatt, en 1992, de la Universidad de McMaster, Canadá, en sus actividades asistenciales y académicas, propone el desarrollo de un nuevo paradigma y propone la expresión actual de “Medicina basada en la evidencia”. De allí que el título “Medicina basada en la evidencia: ¿un viejo vino Francés con una nueva etiqueta Canadiense?” (4), es apropiado para develar el origen del leitmotiv de estas líneas; hasta cuando se demuestre lo contrario… con evidencia. Cualesquiera sea el origen de la expresión, siempre el objetivo ha sido el mismo: brindar lo mejor al paciente, razón y esencia de la medicina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: