Factor de Impacto Institucional?¿?

Muy buenas, a través del blog, me gustaría lanzar una pregunta. ¿Existe el Factor de Impacto Institucional?.

Os dejo unos artículos, los cuales hablan del Factor de Impacto, como se hace y para que sirve.

Si alguno quiere aportar más información estupendo.

Para describir la contribución científica de una investigación cabe distinguir entre la calidad, la importancia o relevancia y el impacto actual. La calidad, per se, es indicativa de lo bien realizada que pueda estar la investigación, sea por el conocimiento que aporta, por su corrección metodológica, o por la originalidad o genialidad con la que se ha diseñado el proyecto o se ha resuelto la pregunta de investigación.

El concepto de impacto, una cualidad que vendría a interpretar la supuesta repercusión inmediata de una investigación en un sistema de comunicación científica imperfecto, pero también expresa otros factores o fenómenos; por ello se prefiere considerarlo como un indicador de difusión o visibilidad a muy corto plazo entre la comunidad científica de mayor influencia. Eugene Garfiel, inventor de la base de datos Science Citation Index (SCI), fue el primero en sugerir el concepto de medición del “impacto”, mediante la contabilización de las citas que recibían las publicaciones individuales e introdujo el “factor de impacto” (F.I.), basándose en el promedio de citas recibidas por las revistas. El Factor de impacto es un método simple para comparar el contenido de las revistas y fue introducido hace más de cuatro décadas como una herramienta de ayuda para los bibliotecarios a fin de seleccionar las publicaciones y documentos que consideran más relevantes.

EL F.I. es calculado como el número de citaciones en un cierto año a los documentos publicacados en una revista en los dos años anteriores / dividido por el número de documentos publicados por esa revista en el mismo período de tiempo.

Los primeros F.I. se publicaron a principios de los años sesenta, cuando se editó el Journal Citation Reports (JCR).

En biomedicina y ciencias de la salud, las contribuciones científicas escritas se difunden mediante distintos formatos (revistas o libros entre otros) y diferentes tipos de soportes. Precisamente una de las principales limitaciones metodológicas de los análisis bibliométricos es la existencia de distintos tipos de documentos cuyos contenidos no son comparables entre sí, ya que su valor intrínseco no es el mismo, ni a priorí ni a posteriori.

No sólo es incorrecto comparar documentos distintos entre sí, sino que la comparación entre documentos formalmente similares es un ejercicio un tanto más arriesgado.

Es por ello, que si al tomar como única referencia la revista donde ha sido publicado un trabajo concreto no podemos predecir ni a priori ni a posteriori, el valor intrínseco de aquella contribución , si con el mero recuento de publicaciones (o incluso con la suma exquisita de sólo aquellos trabajos consistentes en originales de investigación) ya se presentan tantos problemas de comparación, imagínese cómo se puede llegar a magnificar el error cuando se practica el deporte de multiplicar sin fundamento el número de documentos por una cifra cualquiera.

El F.I. radica en diversos sentidos, para determinar su importancia:

Para los editores

Para las Bibliotecas

Para la productividad de un país

Tendencias de disciplinas.

Pero no, para:

Aplicar a autores en la forma de algoritmos. Instituciones en los que se dan fórmulas matemáticas para pesar los papers según sus factores de impacto, como una manera de ordenar científicos por productividad. Aunque hay muchas instituciones que lo hacen, no por ello está bien hecho.

El factor de impacto, es un indicador dirigido a la evaluación y clasificación global de las revistas, no de sus trabajos en particular, ni de sus autores. El factor de impacto no es un buen predictor de la calidad e importancia de sus publicaciones ni de las citas que recibirán posteriormente, sobre todo cuando se utiliza para casos aislados.

Así pues, no se puede decir que una institución tiene un factor de impacto.

FI    ¿Es el Factor de impacto un buen indicador para medir la calidad de revistas..

FI2    Impactolatría: diagnóstico y tratamiento

Impacto_Normalizado_Categoria_Cientifica

Anuncios

bases de datos sobre composición de alimentos‏

A través del foro de Bid-Med, os adjunto una interesante información editada por Carlos Gonzalez Guitian.

 

La Base de Datos Española de Composición de Alimentos publicada por la Red BEDCA,  http://www.bedca.net/bdpub/index.php,  coordinada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, muestra los valores de composición de alimentos más frecuentes en nuestro país. Los datos  han sido obtenidos de distintas fuentes que incluyen laboratorios, industria alimentaria y publicaciones científicas.

Otras bases de datos sobre composición de alimentos:

USDA National Nutrient Database (USA)

http://ndb.nal.usda.gov/ndb/foods/list

sin duda la más importante y completa de todas.

Codex Alimentarius Commission (FAO-WHO)

http://www.codexalimentarius.org/

INFOODS.  International Network of Food Data Systems (FAO)

http://www.fao.org/infoods/infoods/es/

Otras bases de datos por países:

National Food Institute’s Food Composition Databank (Dinamarca)

http://www.foodcomp.dk/v7/fcdb_search.asp

Fineli. National Institute for Health and Welfare (Finlandia)

http://www.fineli.fi/index.php?lang=en

Dutch Food Composition Database. NEVO. (Holanda)

http://www.rivm.nl/en/Topics/Topics/D/Dutch_Food_Composition_Database

European Food Information Ressource . Eurofir  (requeire registro)

http://www.eurofir.org

Grac ias Carlos por la información.

Curso de herramientas para el bibliotecario 2.0

El equipo Doknos tiene el agrado de invitarles a participar en el curso de herramientas para el bibliotecario 2.0 (en línea)

Fecha 25 de marzo al 06 de abril de 2013

Modalidad En línea

Horario 2 horas diarias de interacción con el capacitador

Método de interacción con capacitador  Plataforma Moodle, a través de preguntas directas, foros y chats. El capacitador se conectará 2 horas diarias en el horario pautado con anterioridad, para asegurarle a los participantes intercambio de información, consulta de dudas e inquietudes.

Plazas Mínimo 10 Máximo 15

Quiénes deben participar Investigadores, bibliotecarios, estudiantes y público en general

Certificados

Al final del curso se entregará un certificado de participación a todos los que cumplan con mínimo 80% de asistencia con respecto al tiempo total del curso y un certificado de aprobación a quienes cumplan con la asistencia mínima de 80% y aprueben el examen que el instructor aplicará. Según el desempeño del participante durante el desarrollo del curso el instructor aplicará una nota apreciativa en su evaluación final.

El certificado que se entrega por cursos virtuales, es electrónico.

Conocimientos previos

  • Manejo de navegadores web

Beneficios esperados

  • Incrementar destreza en el manejo de fuentes de información electrónicas
  • Aumentar el rendimiento del referencista, al dominar el manejo de fuentes electrónicas

Para mayor información visite http://www.doknos.com/node/32