jueves 24 de Enero se va a celebrar la JORNADA III: DESPRESCRIPCIÓN Y DESMEDICALIZACIÓN

Uno de los objetivos más relevantes para la Conselleria de Sanitat es potenciar el uso racional de los medicamentos. En este sentido, hay establecidas distintas líneas de trabajo dirigidas a todos los profesionales que participan en la gestión del medicamento, entre las que destacan las Jornadas de Uso Racional del Medicamento y Farmacoterapia y la Línea editorial propia, expresada en las Publicaciones Periódicas de la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios (PUBFAR).

El progresivo aumento del consumo de medicamentos se asocia con un incremento en la aparición de los efectos adversos y del gasto farmacéutico. Es por ello que esta situación es de especial interés para las administraciones sanitarias; un ejemplo es la publicación reciente de un trabajo de INFAC (Revista de Información Terapéutica del Gobierno Vasco), que incide precisamente en esta cuestión.

En la misma línea, desde la Conselleria de Sanitat se ha publicado recientemente en el Boletín de Información Terapéutica de la Comunitat Valenciana un número monográfico denominado DESMEDICALIZAR A LA POBLACIÓN. UNA NECESIDAD URGENTE, que aborda detalladamente la problemática objeto de la jornada de la que hoy les informamos.

El próximo jueves 24 de Enero se va a celebrar la JORNADA III: DESPRESCRIPCIÓN Y DESMEDICALIZACIÓN para potenciar el debate, con sede central en el Salón de Actos del Hospital Universitario La Fe, de Valencia. Para evitar desplazamientos se han habilitado diferentes sedes para participar en la misma por videoconferencia. Tal como se indica en el programa adjunto, deben inscribirse antes del 22 de Enero en la siguiente página web: www.desprescripcionydesmedicalizacion.cevents.es

Recordarles, que las publicaciones periódicas abordan aspectos relacionados con la seguridad del medicamento, formación, estudios, monitorización, análisis de la prestación farmacéutica y ortoprotésica y análisis y gestión de la prescripción. Esta iniciativa supone una herramienta para desarrollar la Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento, según la cual las Administraciones públicas sanitarias realizarán programas de educación sanitaria sobre medicamentos dirigidos a pacientes y profesionales, impulsando actuaciones que favorezcan un mejor conocimiento de los medicamentos para mejorar el cumplimiento terapéutico y evitar los riesgos derivados de un uso incorrecto, así como concienciar a los ciudadanos del valor económico del medicamento.

PUBFAR comprende las siguientes publicaciones:

–      Boletín de Farmacovigilancia, acerca a los profesionales sanitarios toda la información prioritaria en materia de seguridad de medicamentos y farmacovigilancia.

–      Revista de Ordenación y Control de Productos Farmacéuticos, recoge todos los temas de actualidad que afectan al sector de establecimientos y servicios farmacéuticos y al ámbito de regulación y aplicación de la normativa europea, estatal y autonómica de los productos farmacéuticos.

–      Revista de Prestación Farmacéutica y Ortoprotésica, aborda toda la información sobre indicadores clásicos en materia de prestación farmacéutica y analiza su variabilidad geográfica.

–      Revista de Evaluación de Novedades Terapéuticas, evalúa en el seno del Comité Asesor de Evaluación de Novedades Terapétuticas (CAENT) dichas innovaciones, dando una valoración y calificación a nuevos principios activos,   indicaciones o nuevas asociaciones de fármacos.

–      Boletín de  Información Farmacoterapéutia de la Comunidad Valenciana, actualiza el abordaje terapéutico de las nuevas terapias.

–      Revista de Estudios Clínicos y Observacionales de Productos Farmacéuticos de la Comunitat, aborda la descripción de los estudios de medicamentos que se están realizando en la Comunitat y aspectos de procedimientos relacionados con los Comités Éticos de Investigación Clínica.

–      Revista de los Observatorios Farmacoterapéuticos de la Comunitat, surge con el propósito de analizar y dar a conocer el uso de medicamentos en el ámbito ambulatorio de la Comunidad Valenciana, entendiendo la importancia global que supone tanto a nivel sanitario como económico.

El acceso a estas publicaciones se realiza de manera gratuita a través de la web de la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios en la siguiente dirección: http://www.san.gva.es/cas/prof/dgf/homedgf.html, dentro del apartado Publicaciones Periódicas. Para recibir directamente las publicaciones en su dirección de correo electrónico, los usuarios deberían suscribirse a través de la opción “¿Quiere recibir esta publicación?” que aparece dentro de cada una de las líneas.

Así mismo, desde la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios, les animamos a participar en la línea editorial mediante el envío de artículos originales, a la dirección electrónica farmacia_dg@gva.es

JORNADA DESPRESCRIPCION Y DESMEDICALIZACION

 

Desmedicalizar a la población Una necesidad urgente

Anuncios

Principios para una prescripción prudente

Interesante artículo publicado en junio de 2011 Principles of conservative prescribing en Archives of Internal Medicine

Como Tambien la iniciativa surgida a traves del articulo y que podeis visitar a traves del blog con el mismo nombre, enorabuena a los compañeros que realizan este blog, y os animo para que entreis en el http://prescripcionprudente.wordpress.com/

Para mas informacion: Principios para una prescripción prudente

Cuidando.es

Hola, queria comentaros una nueva pagina que se llama Cuidando, la dirección es http://www.cuidando.es

En ella he encontrado un articulo que es interesante sobre enfermeria.  “10 cuestiones a tener en cuenta en la prescripción enfermera“.

Os adjunto el articulo y por favor mirar la pagina de Cuidando.es enhorabuena a ellos y tambien aprovecho para recomendar el blog de Carlos Fernández Oropesa (@rincondesisifo).

Como todos sabéis, una modificación de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de Garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios abrió la puerta en España a la prescripción enfermera. Previamente, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía había publicado un Decreto que facultaba al personal de enfermería de dicha comunidad autónoma a usar e indicar los medicamentos que, de acuerdo con la normativa vigente, no estén sujetos a prescripción médica y, en su caso, autorizar su dispensación con cargo a la prestación farmacéutica del Sistema Sanitario Público de Andalucía. Esta norma, que tuvo que sortear en sus inicios algunos escollos legales y la oposición frontal de la OMC, fue pionera en España y ha abierto la puerta a que un numeroso colectivo profesional no médico, como ocurre en otros países, tenga acceso a prescribir medicamentos.

Veneno rojo!
Creative Commons License photo credit: Adrián Afonso

Promover un uso adecuado de los medicamentos, entre los profesionales de enfermería, requiere tener presente los siguientes aspectos:

1.- En 1985, la Organización Mundial de la Salud definió el uso racional de los medicamentos como que los pacientes reciban la medicación adecuada a sus necesidades clínicas, en las dosis correspondientes a sus requisitos individuales, durante un período de tiempo adecuado y al menor coste posible para ellos y para la comunidad. Esta definición implica una selección correcta del medicamento y otros aspectos no menos importantes como la dosis, vía de administración, duración del tratamiento y los costes de adquisición.

2.- Una buena prescripción es aquélla que es racional, basada en la evidencia, clara, completa y capaz de mejorar la salud del paciente. Omitir la indicación o utilizar una inadecuada, no incluir la dosis, frecuencia y vía de administración, un esquema terapéutico o la duración del tratamiento, incurrir en  duplicidades terapéuticas y no tener en cuenta las potenciales interacciones o las reacciones adversas, son componentes característicos de una prescripción inapropiada.

3.- Desde un punto de vista clínico, es de gran utilidad conocer las claves del proceso de terapéutica razonada, que consta de 6 fases:

– Definir el problema que presenta el paciente.

– Especificar el objetivo terapéutico.

– Comprobar si el medicamento seleccionado es la mejor opción en este caso concreto.

– Realizar la prescripción, propiamente dicha.

– Dar información e instrucciones detalladas al paciente.

– Supervisar y, en su caso, detener el tratamiento.

4.- Como hemos visto en el apartado anterior, la prescripción de un medicamento exige una selección previa entre todas las opciones posibles. Se denomina posicionamiento terapéutico a la toma de decisiones sobre qué lugar debe ocupar un medicamento dentro del esquema terapéutico de una indicación clínica o de un problema de salud específico. Dicho posicionamiento se realiza en base a unos criterios primarios (pruebas de su seguridad y eficacia en la indicación considerada) y otros secundarios (adecuación a características del paciente y precio).

5.- La principal fuente de evidencia sobre la seguridad y eficacia de un fármaco son los ensayos clínicos aleatorizados. No obstante, debido a las limitaciones de éstos, los estudios observacionales son de gran utilidad para completar el perfil de seguridad de los fármacos.

Florence Nightingale
Creative Commons License photo credit: ToninadaS

6.-Sin menoscabo de lo anterior, debemos tener en cuenta que las evidencias están jerarquizadas, por lo que conocer el posicionamiento terapéutico de un fármaco en una determinada patología exige consultar otros documentos, como guías de práctica clínica de calidad contrastada.

7.- Una vez seleccionado un determinado fármaco, la ficha técnica constituye el documento oficial en el que se describen las características del medicamento, así como las indicaciones y condiciones de uso autorizadas. Teniendo en cuenta que se considera que casi la mitad de las reacciones adversas a medicamentos son evitables (y por tanto, prevenibles) es importante familiarizarnos con su contenido antes de incorporar un determinado fármaco a nuestro particular vademécum.

8.- La gran penetración de Internet en la población general ha dado lugar al denominado paciente empoderado o e-paciente, al que podríamos definir como alguien que se preocupa por su enfermedad, que desea tener información sobre la misma -a veces, de forma exhaustiva- que contrasta con otros pacientes como él y, como no, con su médico y que, en definitiva, quiere participación y poder de decisión sobre su tratamiento. Esta realidad debemos vivirla como una oportunidad para corresponsabilizar a los pacientes y mejorar la adhrencia a los tratamientos, antes que como una amenaza.

9.- Como hemos comentado anteriormente, los fármacos no están exentos de reacciones adversas, cuya mera sospecha debemos notificar al Sistema Español de Farmacovigilancia. Son especialmente relevantes las notificaciones relativas a fármacos de reciente comercialización (<5 años), las graves, o las no descritas previamente.

10.- Los contrato-programa de los servicios de salud contienen indicadores de calidad de la prescripción cuyo objetivo es mejorar el uso de los medicamentos y, por ende, la calidad asistencial. Cada indicador constituye la herramienta de monitorización de un determinado criterio de utilización. Éstos se elaboran en base a la mejor evidencia disponible por equipos multidisciplinares de profesionales sanitarios de los que los enfermeros forman parte.

¿Qué es la web 2.0? Nube de etiquetas
Creative Commons License photo credit: cometaysinembargo

Como habréis podido observar, realizar un uso adecuado de los medicamentos requiere tener en cuenta distintos elementos relacionados con el paciente, la patología, el fármaco y el entorno en el que nos movemos. Desde estas líneas animamos a los enfermer@s a asumir con decisión y responsabilidad sus nuevas funciones. Sus compañeros, los farmacéuticos de atención primaria o de hospital, que tenemos encomendada entre nuestras funciones, la de contribuir al uso seguro y eficiente de los medicamentos, estaremos encantados de potenciar nuestras tradicionales líneas de colaboración, de las que este post no es más que una pequeña muestra.